sábado, 21 de enero de 2017

Un año después...

Un año después, aquí seguimos con la vida de autónoma y feliz, ¡muy feliz! Tan feliz, ¡que me caso! jejeje, sí, como lo leéis, ¡me caso!
La historia es divertida... Helen me las tiraba para ver si yo le pedía matrimonio pero al final, se cansó y decidió pedírmelo ella 😍. La pedida fue en las Islas Cíes y con mi sobrina de testigo 😉 Y claro... teniendo estas vistas... ¿cómo podría decir que no? 😄
Así que nada... ¡¡¡el 29 de abril será el gran día!!!
Va a ser una boda sencilla e íntima y procuraremos disfrutar al máximo, que aunque yo haya tenido otra boda anterior, la sensación no es la misma... ahora es plena satisfacción la que siento y aunque siempre le dijera a Helen que a mi me daba igual casarme o que la vacilara diciendo que nos podíamos haber casado, así de repente... ir al juzgado y ¡hala, ya está! Lo que siento en mi interior, es orgullo, amor, felicidad y me faltan palabras para expresar todo de una vez...
Lo que tengo claro, es que Helen es la mujer de mi vida y lo que quiero es tenerla a mi lado hasta el final de nuestros días 😍

martes, 19 de enero de 2016

Mi Blue "Chusdey" particular...

Me he levantado con dolor de cabeza... ibuprofeno al canto pero el cabrón no me ha hecho ni puto efecto...
Cansada de esperar el puto efecto, decido ponerme a limpiar el polvo de las estanterías de la tienda, a ver si distrayéndome se me pasa el puto dolor de cabeza... Cojo mi plumero, tralara-tralarero y me pongo con la primera estantería. Hasta ahí bien... Me pongo con la segunda. Cojo mi banquito del IKEA y me subo para colocar las pocas cestitas que nos han quedado de estas navidades y al bajarme e ir a recoger el banquito, "hostiazo u ostiazo" en la rodilla... no he llorado por vergüenza, ¡¡¡maaaadre qué dolooor!!! En "tol" hueso de la risa pero que de risa una puta mierda, ¿sabes? ¡¡Buah!! y de repente más dolor de cabeza todavía por haberme aguantado el llanto, que yo creo que cuando he respirado estaba azul como pitufina...
Para desahogarme, he mandado a tomar por culo al banquito y me he cagado en su madre (todo esto en gallego que mola más) y lo he mandado al rincón de pensar sin salir de ahí por una buena temporada, ¡¡uhmmm!! Y no me ha quedado más remedio que seguir limpiando a la espera de que el puto dolor de cabeza se fuera de alguna manera... ni saliendo un rato a la puerta, a ver si congelando las neuronas servía para algo... pero nada... Así que la mañana se me ha hecho eterna.
Y ahora después de haberme echado la siesta, parece que el jodío está ahí pero tranquilito, con lo que espero deseosa que den las 20:30h para cerrar, subirme a casita y tirarme en el sillón a ver si le gano la batalla ¡¡¡de una vez por todas!!!

martes, 9 de junio de 2015

Este año no tengo vacaciones peeeero...

¡La casa se va a llenar de gente! ¡Yupiiiii! Helen tiene vacaciones desde el 17 de julio al 17 de agosto. Esos primeros 14 días estaremos solas y aprovecharemos para colocar y hacer limpieza de todo lo que desempaquetemos de la mudanza (¡sí! nos cambiamos de casa al portal de al lado de la tienda)
El día 1 de agosto el "Colegio Mayor" se reencuentra (lo de "Colegio Mayor" es una laaarga historia que ya contaré más adelante, jejeje) y el día 10 de agosto sube una añadida, mi sobrina mayor (madre mía... que se vayan preparando estas a oir hablar y hablar y hablar y hablar a la mona... puffff) El 14 de agosto ponemos rumbo a Madrid las cinco y el 16 vuelta al "pueblo" pero con diferentes viajeros... subimos con dos enanos y su mamá, jejejeje, menudo cambio,¿eh?
Este año, como ya he dicho, no tengo vacaciones peeeero ¡me lo voy a pasar pipa igual, jejejeje!
Estoy deseando ver a "La Tata" y a "Myu" (y a mi sobrina, por supuesto...) Menudos mojitos nos vamos a tomar en la pedazo de terracita que tiene el piso (si Myu está embarazada, para ella sin alcohol, "cao que si"), ¡buah, ya me lo estoy imaginando! (¡y me estoy frotando las manos!;P)

miércoles, 27 de mayo de 2015

Le caí bien... :)

El viernes pasado, estaba yo en la tienda revisando el facebook y de repente pasa una señora... Levanto la cabeza y le digo "¡Hola! ¿En qué puedo ayudarla?"
La señora me mira, me sonríe y me dice... "Vengo a por un perfume pero no sé cuál..."
Le doy a oler tropecientos... que si llega a oler más, se pilla un pedo que la tengo que llevar a su casa... y me dice que ninguno la convence...
Yo me encojo de hombros y le digo... "Bueno... pues qué le vamos a hacer..." Cuando me quiero dar cuenta estoy de palique con ella sin ánimo de venderla nada... Y cuando ya se está despidiendo, y estando en la puerta para irse, me pregunta... "¿Tú de dónde eres?" y le contesto... "De Madriz". Se echa a reir y me dice... "Ya decía yo que tu acento (y yo pensando... los madrizleños no tenenos acento..) muy gallego no era, jajajaja" "¿Qué haces por aquí?" Y yo... "Pues el amor... ¡Que es muy bonito!" (suena mal... pero también, jajajaja :P) Y las dos nos descojonamos a la vez. La mujer para de reirse y me dice... "¿Sabes? Me has caído bien, así que te voy a coger un perfume" Y yo así O_O (Joder! si lo sé le saco el tema antes)
Total... que se decide por uno y sin venir a cuento me dice... "Pues yo tengo aquí una inmobiliaria... en esta misma calle pero al final del todo" Me doy la vuelta, sin poder evitarlo me echo a reir y le digo... "¡Uy! ¡Yo conozco a su marido! A la semana siguiente de la apertura de la tienda, el hombre entró directo pensando que esto eran licores y como no lo eran, se quedó clavado en la puerta y soltó un ¡VAMOS NO ME JODAS QUE NO SON LICORES!... yo no lo pude evitar y le dije... hombre... alcohol tienen... pero no se beben..." Me mira la mujer y me dice... "Bueno... Es que mi marido es un caso, jajajaja" Ya saldamos cuentas y al despedirse, ahora sí de verdad, me dice (con una sonrisa sincera)... "Bueno... ¡encantada! y nos volveremos a ver..."


miércoles, 20 de mayo de 2015

MI SOBRINA TIENE NOVIO

Acabo de recibir unos whatsapp de mi sobrina la mayor en los que me dice...
"¡Hola! Tengo que contarte una cosa que también se la tengo que contar a mamá luego..."
"Aunque ella ya se la huele..."
"Pero no he sido yo directamente y prefiero hacerlo"
(Momentos antes, yo había estado cotilleando su facebook y me había metido en los comentarios de las fotos de ella que colgó ayer y había muchos comentarios de un tal Dani diciéndola "guapa" y esas cosas...)
A lo que yo la contesto y le pregunto...
"¿Tienes novio?"
Respuesta de la niña...
"Si"
Yo de listilla le digo...
"¡Qué guay! Se llama Dani, ¿a que sí?"
Me contesta...
"Nooo, ese es un compañero de trabajo. Él se llama Javier"
Y como yo no podía resistirme a saber más, le digo...
"¡Ahora mismo te llamo y me cuentas!"
Lo primero que he hecho ha sido decirla que me alegraba mucho y que qué tal con él... ella hace tiempo ya tuvo otro novio y era un GGGilipollas de mucho cuidado, así que no me he cortado y la he soltado que esperaba que mucho mejor que con el otro. Hemos estado hablando un buen rato, me ha descrito cómo es él y no os podéis imaginar lo ilusionada que la he escuchado.
Probablemente la niña no le diga a su chico el recadito que la he mandado para él... pero no lo he dicho tan en coña, ¿eh? El recadito en cuestión es que le diga de mi parte que más le vale que se porte bien con ella (y viceversa... vamos que se cuiden mutuamente...) si no quiere que me presente por los madriles y le enganche del cuello, así... como que quién no quiere la cosa... No quiero volverla a ver tan jodida como la otra vez...
Mi sobrina es la alegría de la huerta, habla hasta por los codos (a veces satura...) y ¡sieeeempre se está riendo! pero en la época en la que ya no estaba bien con el GGGilipollas, estaba apagada y triste y mi niñá no es así... ni mucho menos...
Mientras la estaba dando el recadito, ella se reía y yo también pero dentro de mí había algo que decía... "sí, sí... tú ríete que el que avisa no es traidor..." :p

martes, 12 de mayo de 2015

Zorrita Valiente ¡te echaba de menos! (¡Y esto sí que ha dolido!)

He estado sin coger MI coche desde el viernes por la noche que lo aparqué en el garaje... Y pongo el MI en mayúsculas porque coche sí que he cogido, jejejeje, el de Helen (pobre chica... tiene el cielo ganado conmigo...)
Resulta que con esto de la tienda, ahora miro el céntimo al milímetro... esto quiere decir que si me sale una oportunidad de ahorrar por algún lado, ¡ahí que voy al descuento! Y por "lista" y ser tan "echá pa´lante" pues las fechas de las pólizas del seguro de mi coche se desfasaron y he estado, desde el mismo viernes, sin seguro hasta que la nueva mutua ha recibido el certificado de siniestralidad de mi otra mutua, que era lo que necesitaba para darme de alta... ¡Y yo estaba que trinaba! ¡Madre mía! Pero por fin hoy me ha llamado mi agente de seguros (cómo suena eso, ¿eh?, jajaja) y me ha dicho que mañana puedo hacer vida normal con mi Zorrita Valiente. ¡BIEN!
Joder... En el post anterior decía que era capaz de echar de menos pero sin que me doliera... ahora tengo que decir que no es del todo cierto, jejejeje, ¡que tengo una dependencia de MI coche que es muuuucho! Aunque... ¿no podría ser que fuera una herencia que me ha quedado de Madrid?

viernes, 8 de mayo de 2015

Echar de menos sin que duela...

Esta mañana, antes de irnos a trabajar y mientras hacíamos la cama, no sé a qué ha venido pero yo he dicho: -como diría mi cuñado... tan "agustamente"- y de repente me dice Helen: - ¿Les echas de menos?- y yo sorprendida: - ¿A quién? y me responde: - Pues a ellos... a tu hermana, a tu cuñado, a tus sobrinas...-
Simple y llanamente, no... pero sí... lo que quiero decir es que les echo de menos porque, evidentemente, han sido muuuchos años de convivencia en el mismo bloque y siempre (más mi cuñado que mi hermana... hay que ser realistas) se han portado genial conmigo... peero cuando me fui a vivir a Vallecas, podía estar perfectamente sin verles y sin llamarles como mínimo diez días... Ahora que estoy lejos, hablo con ellos por teléfono más frecuentemente pero no echo de menos el ir a visitarlos...
La verdad es que yo soy bastante independiente, no me cuesta nada hacer cambios y me cuesta muy poco adaptarme a las nuevas situaciones. Creo que esa es la clave de echar de menos sin que duela a la gente que tienes lejos y a la gente que se va quedando por el camino y que sabes que no volverá...